miércoles, 29 de mayo de 2013

Anímate a conocer todo sobre este fenómeno social

¿Qué es el bullying?

Basándome en la definición del psicólogo Noruego Dan Olweus (El primer investigador de este tipo de situaciones, especialmente en niños escolares), y teniendo en cuenta que el  bullying contacta con los diferentes escenarios donde existan relaciones entre dos o más personas, este se puede definir como la victimización o maltrato por abuso entre iguales donde existe una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza el agresor con el afectado, al que elige como víctima de repetidos ataques. Esta acción, negativa e intencionada, sitúa a la víctima en posiciones de las que difícilmente puede salir por sus propios medios. La continuidad de estas relaciones provocan en las víctimas efectos claramente negativos: descenso en su autoestima, estado de ansiedad e incluso cuadros depresivo, lo que dificulta su integración en los diferentes escenarios sociales.



Tipos de bullying:

Existen diferentes tipos de bullying, los cuáles pueden ser directos o indirectos; a continuación tenemos las categorías que dependen de las situaciones en las que la víctima se ve afectada:

Sexual: Es cuando se presenta un asedio, inducción o abuso sexual.

Exclusión social: Cuando se ignora, se aísla y se excluye al otro. 

Verbal: Insultos y menosprecios en público para poner en evidencia al débil. 

Psicológico: En este caso existe una persecución, intimidación, tiranía, chantaje, manipulación y amenazas al otro.

Físico: Hay golpes, empujones o se organiza una paliza al acosado.

Cyberbullying: se refiere al matonaje que se realiza bajo anonimato por internet, usando blogs, correo electrónico, chat y teléfonos celulares, enviando mensajes intimidatorios o insultantes.

Causas:
Las causas de este fenómeno pueden ser diversas y muy complejas. En nuestra sociedad tenemos ciertos factores de riesgo de violencia, entre estos el repudio social o la exhibición a través de los medios de comunicación.
Sin embargo, existen falencias en cuanto a medidas de precaución (ejemplo: modelos sociales positivos y solidarios; contextos de ocio y grupos de pertenencia constructivos o adultos disponibles y atentos) para ayudar a disminuir este tipo de situaciones.
En su artículo titulado Bullying: un miedo de muerte, la psicóloga y periodista Henar L. Senovilla, afirma que las causas que pueden hacer aparecer el acoso son incalculables. Tanto como las formas en las que se manifiesta y los perjuicios que ocasiona. En general las causas o factores que lo provocan suelen ser personales, familiares y escolares.

En lo personal: el acosador se ve superior. Bien porque cuenta con el apoyo de otros atacantes, o porque el acosado se trata de alguien con muy poca capacidad de responder a las agresiones. El acosador lo que quiere es ver que el acosado lo está pasando mal.
En la familia:
La familia es el pilar donde cualquier joven y adulto tuvo sus primeros cimientos como persona. Desde la familia, la violencia puede residir en la ausencia de un padre o presencia de un padre violento, al igual la actitud que la madre adopta desde que el niño se está forjando para ser joven, es decisivo en lo que este será al crecer.
Además de eso, las tensiones matrimoniales, la situación socioeconómica o la mala organización del hogar, también contribuye para que los niños tengan una conducta agresiva.

En el colegio:
El colegio, después de la formación familiar, es otro escenario decisivo en la formación de los ciudadanos como personas íntegras; el tratamiento que se le da a los alumnos es muy importante. La humillación, amenazas, exclusiones o falta de respeto entre la comunidad docente conllevan a un clima de violencia y situaciones donde se practique conductas agresivas. El colegio no debe limitarse solo a enseñar, pero debe funcionar como generador de comportamientos sociales.

Consecuencias del bullying en la salud

El bullying trae consecuencias negativas no solo para la víctima, sino para todas aquellas personas que participan en él, incluyendo al agresor y a los implicados de forma pasiva.
Este tipo de prácticas, afecta e interfiere íntimamente con la salud (entendiendo a esta según la definición de la OMS como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”) puesto que además de dañar física y mentalmente a las personas, les compromete sus relaciones sociales, repudiándolas y denigrando en su contra. Dado que el Bullying ocurre en un contexto social no sólo afecta a las víctimas sino que sus consecuencias pueden afectar a toda la comunidad.

Para el agresor: en cuanto a los efectos del bullying sobre los propios agresores, algunos estudios indican que los ejecutores pueden encontrarse en la antesala de las conductas delictivas. También el resto de espectadores, la masa silenciosa de compañeros que, de un modo u otro, se sienten amedrentados por la violencia de la que son testigos, se siente afectado, pudiendo provocar cierta sensación de que ningún esfuerzo vale la pena en la construcción de relaciones positivas. Para el agresor, el bullying le dificulta la convivencia con los demás niños, le hace actuar de forma autoritaria y violenta, llegando en muchos casos a convertirse en un delincuente o criminal. Normalmente, el agresor se comporta de una forma irritada, impulsiva e intolerante. No saben perder, necesitan imponerse a través del poder, la fuerza y la amenaza, se meten en las discusiones, cogen el material del compañero sin su consentimiento, y exteriorizan constantemente una autoridad exagerada.

Para el afectado: para el afectado, sin duda, estas situaciones traen consecuencias devastadoras que-en la mayoría de veces-repercuten en toda la vida de las personas, dependiendo de la gravedad del asunto. Las consecuencias se hacen notar con una evidente baja de autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, etc.

Amanda Todd, una joven canadiense, fue una de las tantas víctimas del bullying; Amanda subió un video a youtube, donde mediante una serie de cartas con una secuencia definida, contó su conmovedora historia. Christy Clark, el primer ministro de la Columbia Británica, hizo una declaración de condolencia online, en la cual sugirió un debate nacional para discutir penalizar el ciberacoso.


*      ALBERTO TRAUTMANN M. Maltrato entre pares o “bullying”.Una visión actual. [en la web; consultado el 25 de mayo del 2013]. Disponible en: http://www.scielo.cl/pdf/rcp/v79n1/art02.pdf

*      Imer. El bullying y sus tipos. [en la web; consultado el 23 de mayo del 2013]. Disponible en: http://programas.imer.gob.mx/arreglandoelmundo/files/2011/04/bullying.pdf

*      Carlos Fernández-Espada Ruiz. El bullying. [en la web; consultado el 23 de mayo del 2013]. Disponible en: http://www.eduinnova.es/dic09/bullyng.pdf


*      José A. Andrade, Leidy L. Bonilla, Zully M. Valencia. La agresividad escolar o bullying: una mirada desde tres enfoques psicológicos. [en la web; consultado el 23 de mayo del 2013]. Disponible en: http://wb.ucc.edu.co/pensandopsicologia/files/2011/09/art013-vol7-n12.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada